Sobrevivir

Marianne Faithfull está estos días por España. Actuará el 9 en Madrid y el 10 en Málaga, en el teatro Cervantes. Una buena ocasión para verla. Está de gira esta vez con su último disco, una pequeña joya llamada”,Easy Come, Easy Go“, tomado de una vieja canción de la madre del blues, Bessy Smith. En é repasa dieciocho canciones especiales para la Faithfull, desde reliquias como la que da título al disco de la gran Bessi a canciones de Morrisey (Dear God please help me) o Merle Haggard ( Sing me back home) . Para acompañar su cavernosa  voz elgió a un cuidadoso grupo de colaboradores, también de diferentes estilos y edades: Keith Richards, Rufus Wainwraight, Jarvis Cocker ( ¡impresionante versión la a que hacen juntos¡), Antony por supuesto, el joven Teddy Thompson o el cada vez más inmenso Nick Cave.

Si hay alguien que “caminó en el lado salvaje” que cantaba Lou Reed fue ella. “Angel con grandes tetas “, como la apodó Andrew Loog-Oldham, su preciosa juventud fue un rosario de amantes famosos , comenzando por Mick Jagger ( al que inspiró aquella maravilla de Wild Horses) , y siguiendo por todo el olimpo rockero de la época, masculino y femenino. La heroína la sustituyó en sus aficiones, de la que asombrosamente escapó sin apenas rasguños. No hay más que ver el hermoso envejecer de una gran señora que este año cumplirá 64 .

Cuando se cansa de cantar,  recita ( más bien recita) los Sonetos de Shakespeare por los teatros de medio  mundo. Algo que se se sabe de memoria desde que era casi una niña. Faithfull es una demostración palpalble de que se puede vivir en el lado más oscuro, a punto de cambiar a la acera de enfrente definitivamente, y volver al lado soleado de la vida para contarlo. Es la demostración de que al final, tal vez dramatizamos demasiado con lo que nos pasa, con una vida que en el fondo no es más que un pequeño suspiro.

O como dice ella,  en la entrevista de Elsa Fenandez Santos en el Pais ” yo solía ser muy intensa hasta que descubrí que me había pasado de todo y en realidad no me había pasado tanto. Nada era tan importante. Yo dramatizaba todo, una tendencia terrible que solo te hace daño”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en british pop, música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s