Belleza

Beauty is rare.
You strain after it. You grope.
Often you say to yourself,
This is beautiful. But it is not beauty.
It is dead.
On your awakening to its reality,
it is dead.
Beauty is not sight or sound.
It is a feeling. It is a spirit. It permeates through you.
It urges you out in a gesture of abandonment or surrender.
Yet it leaves you impotent.
There is no end for beauty.
The fixed gasps of a million poets f
all dead at the heel.
It is a melting.
Beauty is holy. Beauty is earthly.
It is God. It is sex.
It is the momentary harmonious union of God with nature.

Elizabeth Smart

Hablábamos en el último post de Elizabeth Smart, la poetisa apasionada que decidió enamorarse primero, y conquistar después ( y desde luego que aquello fue una conquista) a un poeta que descubrió consultando casualmente ( ¿ o tal vez causalmente?) libros en una librería.

Uno de los poemas que mejor creo que describe la forma que ella tenía de entender la vida es éste: Belleza.

Otro gran “trabajador” de la belleza es un pianista japonés, fundador de la Yellow Magic Orchestra, y conocido por sus innunerables bandas sonoras,  que ha trabajado para todo artista moderno desde Bertolucci a Almodóvar pasando por el inevitable Iñarritu. Es Ryuichy Sakamoto. Hace un año publicó dos discos a la vez: Out of noise ( sobre la importancia de los sonidos) y Playing the piano , en la que reinterpreta una vez más sus éxitos, solo con su piano.

También para Sakamoto la música puede ser ( como las cerezas de nuevo) una sucesión de encadenados. A través de su página web montó una experiencia, Chain Music donde invita a músicos a elaborar una canción interminable a partir de los últimos acordes del músico anterior. Sakamoto curiosamente mantiene una postura bastante más crítica de lo habitual respecto al copyright que el resto de sus colegas.tal vez porque para él, hau yn continum del ruido a la música.

Uno de los mejores trabajos de Sakamoto es precisamente Beauty, publicado en 1990, en el que le acompañaban tipos del calibre de Arto Lindsay, Robert Wyatt, Nana Vasconcelos, ¡Brian Wilson¡ ( sí, el de los Beach Boys) o Robbie Robertson ( sí el de The Band). Y por supuesto el enorme Youssou N’Dour. Juntos interpretaban una preciosa canción, Amore.

Pero posiblemente el disco más hermoso de Sakamoto, sea una joya muy poco conocida, cuyas fotos conservan las paredes de la maravillosa tienda Toni martin de Madrid. Se llamaba Casa, y lo grabó con Paula y Jacques Morelenbaum, éste último habitual colaborador del gran Jobim, en la propia casa de éste. Es solo Belleza.

Watch Ryuichi Sakamoto / Amore in Electronic |  View More Free Videos Online at Veoh.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en literatura, música. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Belleza

  1. Miguel dijo:

    ¿Qué me dices de sus discos con Alva Noto?. Grandísimo artista que sigo desde que grabó Forbbiden colors con David Silvyan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s