Mucho ruido y algunas nueces

No fue éste un buen año para Neil Young , una de las grandes especies musicales  amenazadas. Y digo especies, porque es mucho más que un ejemplar el gruñón de Toronto. Desde que comenzó a tocar con The Squires y los primeros Buffalo Springfield hasta hoy, no ha habido género que se le haya resistido: country, rock, standards de los años 40, soul, tecno o grunge. Todo acaba pasando por sus manos o sus trastes. Difícilmente podrá aparecer alguien con tal variedad de gustos y dominio de los mismos.

Pero no ha sido éste  un buen año para él. A princpio se le moría Larry Johnson que colaboró con él a lo largo de buena parate de su carrera, al igual que el íntimo Ben Keith (ese tipo que tocaba en Heart of Gold como si fuera un abuelo aristócrata sentado en el porche), quien murió  en la propia casa de Young  estando de visita.

Había expectatción entre los pirados por Young por saber que iba a scar el maestro; posiblemente la misma con que esperan algunos los nuevos trabajos de Paco de Lucía. Esta vez Young había recurrido a Daniel Lanois, el productor de los mejores discos de U2. Se ha llegado a rumorear que hasta le había fabricado una guitarra especial para tocar en el disco, un artilugio del infierno que iba a convertir el disco en algo mítico. Pero, en mi modesto entender, y a pesar de ser un furibundo hincha del canadiense, el disco me aburre. Uno se imagina al amigo, sentado en una nave industrial, solo con su guitarra ( la fabricada ex profeso o cualquier otra de la colección) , venga a hacer ruido. Pero hay pocas nueces. o será tal vez que esperamos demasiado del monstruo.

Aún con todo, un disco de este tipo , siempre merece un respeto. Sobre todo porque se la sigue jugando cada año, sacando toneladas de material que se le olvidaron un buen día en un cajón, y arriegando con discos que siguen siendo materia de enseñanza para tanto aprendiz que con un disco parece que descubrió la pólvora.

En cualquier caso, sigue contra viento y marea, hablando de lo que otros( los que solo saben usar esas complicadas palabras que no significan nada)  prefieren ignorar:

When I sing about love and war
I don’t really know what I’m saying
I’ve been in love and I’ve seen a lot of war
Seen a lot of people praying
They pray to Allah and they prey to the lord
But mostly they pray about love and war
Pray about love and war
I’ve seen a lot of young men go to war
And leave a lot of young brides waiting
I’ve watched them try to explain it to their kids
And seen a lot of them failing
They tried to tell them and they tried to explain
Why daddy won’t ever come home again.
Daddy won’t ever come home again
I said a lot of things that I can’t take back
But I don’t really know if I want to
There’ve been songs about love
I sang songs about war

Love and War. Neil Young

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Americana, neil young. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s