No siempre los grandes aciertan.

Hace unos meses comentábamos la pequeña decepción que suponía el último disco de Neil Young. Sin llegar a esos niveles ( fundamentalmente por la diferencia evidente de edad) , Ryan Adams es uno de los grandes de la nueva generación de músicos americanos ( aquellos que no nacieron bajo la influencia de Woodstock, el happy flowers, la guerra de Vietnam, las trolas de Nixon). Adams admira a Young ( hizo una respetuosa versión del Heart of Gold de aquel), y compuso algunos de los mejores discos de esta década: Gold, Heartbreaker (uno de los discos de desengaño más hermosos), Cold Roses, Jacksonville City Nights…
Acaba de publicar su último disco (III/IV). Nuevo y viejo a la vez. Porque es una edición de viejas canciones del año 2006 cuando grabó su Easy Tiger. Pero…no llega de lejos a los discos antes mencionados. A este hombre, una de las grandes esperanzas blancas, un tipo que podría aspirar a ocupar el trono del Boss, le pesa su tendencia a publicar sin filtrar. Adams tiene una capacidad de creación enorme ( llegó a publicar tres discos , uno doble  en un solo año), pero no le vendría mal cribar un poco los materiales.
Los críticos de Rolling Stone, que siempre admiraron el talento del músico , valoran en 3.5/ su último trabajo. No es que haya que creerles siempre, pero también coinciden
Aún así y con todo, no deja de ser un disco aceptable, para escuchar en el coche en estos días de lluvia plagados de atascos. Pero no es Cold Roses que necesita un buen plato, una casa en silencio, y un chupito de Lagavulin.
Coincide en el mismo año con el Featuring de Norah Jones donde se incluye una hermosa canción incluida en el increible Jacksonville City Nights: Dear John.
En cualquier caso , y para el que no le conozca Adams merece siempre una escucha. A pesar de su nefasto carácter, o su tendencia al consumo a veces desenfrenado de ciertos venenos, no deja de ser un tipo con un enorme talento.
I got a house full of walls
And utility bills, every Monday the company calls
I got a nice bed to sleep on
And a chest of drawers, where I keep those dreams of yours
Cause you’re always mine to keep when you’re gone
Two silvers rings, one’s on my finger and the other one’s gone
Went underground with you, oh John
Ten years pass
And I ended up with a house full of cats
But most of them went missing
Through that window you never fixed, the door you never latched
But you were on your way out the last time…
I knew what you were doing
That summer when Candie came around
But I had too much hurt to bother you
When we lost our first child I thought a little pain was overdue
And I wanted you so bad…
I miss you
I miss you
Oh John….

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Americana, ryan adams. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s