Smith & Sexsmith: la cara y la cruz del folk rock

Si un tipo es capaz de interesar a gente tan rara e influyente como Elvis Costello, Ray Davies, Bill Frisell, Paul McCartney, Radiohead  o John Hiatt merece una cierta atención. Aunque su música nunca suene en las grandes emisoras y sus conciertos apenas reúnan a unos cuantos seguidores acérrimos.

De quien hablamos es de un huidizo cantautor canadiense que vive en Toronto, comenzó a tocar tras nacer su primer hijo,( que anda ya por los 25), y que  ha publicado un selecto conjunto de discos desde aquel primero homónimo en que aparecía con cara de niño. Ron Sexsmith.

Sus primeros pasos musicales los dio, como tantos otros, interpretando canciones de Neil Young, uno de los cuatro grandes caballeros ( según sus propias palabras ) de la música canadiense ( los otros tres son Leonard Cohen, Joni Mitchell y Gordon Lightfoot).

En el próximo mes publicará su último disco Long Player Late Bloomer, del que ya hablaremos en su momento.

En 2004 publicó Retriever,  dedicado a la memoria de otras dos grandes influencias, fallecidos en aquellos años: Johnny Cash y Elliot Smith .

Las carreras de Smith y de Sexsmith fueron en cierta forma paralelas hasta la muerte del primero: ambos comenzaron a mitad de los años 90 , publicaron en los últimos años una colección de buenos discos , a partir de un estilo musical sustentado en una guitarra, a veces un piano y un inmenso repertorio de canciones tristes.

Smith , a diferencia de Sexsmith, siempre fue un tipo atormentado. Tuvo una infancia francamente difícil, donde posiblemente sufriera abusos sexuales. Desde los 14 años anduvo flirteando con diversos tipos de drogas, que se colaban en buena parte de sus letras. Su disco del 97 , Either / Or , está basado en el ensayo del mismo título de Soreen Kierkegaard, muestra de la preocupación por la angustia, la muerte y dios, algo bastante habitual en sus composiciones  hasta su muerte. Ésta se produjo en muy extrañas circunstancias, con un cuchillo clavado en el pecho. Aunque oficialmente no fue considerado suicidio, todo parece indicar que lo fue. Desde su muerte se fueron sucediendo publicaciones de trabajos suyos, especialmente dos, magníficos: From a Basement on the Hill y New Moon, en preciosas ediciones de vinilo.

Hace unos meses se publicó An Introduction…una buena forma de acercarse a su música.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ron sexsmith y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s