Lloviendo Beaujolais sobre Paris

Efficiency efficiency they say
Get to know the date and tell the time of day
As the crowds begin complaining
How the Beaujolais is raining
Down on darkened meetings on the Champs Elysée

Paris 1919. John Cale. 1973

A punto de cumplir 69 años, John Cale, el brillante hijo de una maestra de escuela y un minero galés, anda de promoción de sus nuevas actuaciones , como señalaba en una magnifica entrevista Ignacio Julíá ayer en el País. Dentro de unas semanas estará por aquí en el Primavera Sound, posiblemente revisitando quizá su más emblemático disco: Paris 1919.

Cale fue uno de los dos gallos en el corral de la Velvet Underground ( el otro era como todo el mundo sabe Lou Reed) en el que también se metió unos años de la formación de la banda una gallina clueca como Nico. El granjero era otro divino, ya en el Olimpo: Andy Warhol. La Velvet ha sido, sin duda, uno de los grupos más influyentes e importantes de la historia de la música moderna.

Mientras Reed venía de tocar en bandas de garage a principios de los 60, Cale tenía una relevante formación clásica presente en buena parte de sus discos. En 1968 no aguantaron más y el gallo Cale salió del corral para embarcarse en una desigual carrera en solitario, en la que se alternaban obras maestras con discos olvidables

Su lugar en la Velvet lo ocupó Doug Yule, un oscuro teclista que había actuado ocasionalmente como músico de apoyo en las giras del grupo. Yule, una vez disuelta la Velvet se embarcó en un extraño, sibarita y efímero grupo, American Flyer , que solo publicaron dos discos, objeto casi exclusivo de coleccionistas. El lider de esa bana era Craig Fuller, que acabó siendo el último cantante de Little Feat, otra banda mítica del santoral, la banda de otro genio  llamado Lowell George.

Como demostración de que el mundo es un pañuelo, Cale grabó con Little Feat y la orquesta de UCLA aquel mítico Paris 1919, bajo la producción de Chris Tomas, otro cerebro.

El disco está lleno de fundamentos clásicos (en la música) y referencias literarias (en la letra) de las que tan amigo es Cale: desde un poema de su compatriota Dylan Thomas ( influencia posible de su madre) a Macbeth, Graham Green o Maupassant.Además de una referencia, algo anacrónica a ¡Andalucía¡

Como muy bien señala Juliá en su artículo más que un disco decadente, es una delicada reflexión sobre la pérdida. Una parte esencial de la vida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en John Cale, Little Feat, Lou Reed, Velvet Underground. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s