La familia Wainwright

Non, la vie n’est pas triste
Et le bonheur existe.
Il suffirait de tendre la main.
Tu trouverais combien de copains.
Il suffirait d’un tout petit rien
Et tu verrais, tout irait très bien.
Mais voilà,
Tu te plais comme ça.
Tu te plais, c’est ça,
A te déchirer
Et tu veux te laisser guider.
Tu peux tout changer,
Toi, le tourmenté.
La vie n’est pas triste. Edith Piaf

En los años 70 una película de Robert Altman proporcionó a su director tal vez el mayor éxito de su carrera. Se llamaba MASH y narraba las aventuras de un grupo de médicos del ejército americano en la lejana guerra de Corea, aunque los tipos andaban mucho más pendientes de jugar al golf y liarse con las enfermeras ( la mítica Morritos Calientes ) que de atender a los heridos. Tal éxito tuvo que se acabó haciendo una serie de televisión protagonizada por Alan Alda, de similares resultados.
En ésta el papel del Dr Calvin Spalding lo interpretaba un tipo calvo llamado Loudon Wainwright III, de profesión cantautor.
Ëste había nacido en Carolina del Norte , hijo de un conocido director de la revista Life.Multifacético, trabajó de actor ( algo que aún sigue haciendo), humorista y ,  cantante, prodigándose en los clubs de la coste este americana, formando parte en los setenta de los posibles herederos naturales de Don Roberto ( Dylan) En aquellos años acabó formando pareja con otra reputada cantautora, Kate McGarrigle, con la que tuvo dos hijos exquisitos: Martha y Rufus, absolutas figuras de la música alternativa americana.
A los tres años de vida de Rufus sus padres se divorciaron , con lo que la madre salió zumbando hacia Canadá enrolando a la parentela en una especie de troupe ( al estilo de aquella lejana serie de Mamá y sus increíbles hijos). Homosexual declarado, Rufus sufrió , según cuenta, un horrible episodio de violación, del que salió vivo fingiendo una crisis epiléptica. Aficionado a la ópera y a la “cancon” francesa, publicó su primer disco, con su propio nombre en 1998.El disco tuvo en gran éxito de crítica, que en general se ha mantenido desde entonces a lo largo de sus ocho discos (seis discos de estudio y dos en vivo).
Martha por su parte ,siempre ha estado a la sombra de su hermano pequeño, aunque las buenos contactos de la familia le han permitido contar en sus discos con gente tan aparente como el Donald Fagen de Steely Dan o Peter Towshend de los Who.
Amante de las grandes figuras europeas, desde Kurtz Weil a Eric Piaf, Martha publicó hace poco más de un año un disco de versiones de las grandes canciones de ésta última, a quien tan bien interpretó la maravillosa Marion Cotillard.
Otra mujer que vivió en una vida lo que otros necesitarán diez vidas para poder vivir. Vista su breve vida y sus muchas experiencias Martha Wainwright parece querer seguirle el rastro

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en wainwright. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La familia Wainwright

  1. juan jose mercader dijo:

    Cosas veredes amigo Sergio…escuchar en tu blogg una copla en frances del folclore latino mas profundo, miedo me das con letra y musica de Agustin Lara. Casualidad será que el otro dia la pusieron (y me comporté) en una reunion en San Salvador, con gente super maja y cmprometida en conseguir un poco mas de justicia social para su gente, aunque discutamos sobre gustos musicales. Vaale, la oiré otra vez y les diré que te la pongan cuando vengas.
    Juanjo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s