La familia Loeb

Hace muchos años, tantos que no recuerdo, había un estrafalario lugar en Madrid para escuchar música. Aún los alcaldes eran socialistas, lo que da idea de que hablamos de los tiempos en que aún los dinosaurios dominaban la tierra. Se llamaba el rockódromo, y por allí pasaron gente excelsa, ni más ni menos que el dios Neil Young en uno de sus mejores conciertos dados en España. Un verano pasó por aquí por vez primera un cantante tan huraño como exquisito llamado Michael Franks, cuyos mejores tiempos parecen por desgracia pasados. Fue un concierto extraño, interrumpido por una formidable tormenta. Franks gustaba de interpretar a duo algunas de sus canciones, desde Patti Austin a Brenda Russell. En aquel concierto hizo subir al escenario para hacer coros y cantar alguna estrofa a una, entonces, desconocida cantante española, apenas conocida aquí, pero no tanto en América. Se llamaba Carmen Cuesta, y ya entonces era pareja de un buen amigo de Franks, llamado Chuck Loeb.

Éste es uno de esos músicos poco conocidos, pero que tiene un enorme prestigio como músico de estudio, de los que dan empaque y solidez al trabajo de cualquier vocalista que se precie. Loeb conoció a Cuesta cuando la gira de Stan Getz ( de cuya banda formaba parte) le trajo a Madrid. Desde entonces , Chuck Loeb ha sido profesor de música en Estados Unidos, editado discos en solitario y formado parte de grupos de fusión tan relevantes como aquellos Steps Ahead, Fourplay y más recientemente Metro. Dentro de unos días andará por el festival de jazz de Almuñecar.
Cuesta por su parte, ha editado cinco discos en solitario, donde da muestra de su encantadora voz, siempre con la producción y el apoyo de su marido detrás, llegando a estar en los puestos de arriba en las listas de jazz de i Tunes.
Resultado de la unión de Loeb y Cuesta no es solo la nutrida producción musical generada en todos estos años, sino una magnifica cantante y guitarrista , apenas conocida aún, llamada Lizzy Loeb.
Nacida en Nueva York, creció entre Estados Unidos y España, comenzó a tocar la guitarra ( instrumento que toca francamente bien) a los 15 años, influida suponemos por los gustos de sus señores padres: Stevie Wonder, Jobim, James Taylor, Joni Mitchell, John Mayer…no son malas influencias.
Ha publicado su primer disco ( The one), altamente recomendable. En el programa de Santi Alcanda pudimos oírla interpretar en directo algunas de sus canciones. Ahora en gira, alterna sus conciertos en pequeñas salas de Madrid y Nueva York. Si andas por ahí y la ves anunciada, pilla un billete.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en fussion, loeb y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s