La sombra de Jobim es alargada


Durante sus últimos años de vida, Tom Jobim, uno de los músicos más importantes e influyentes de todos los tiempos, estuvo casi siempre acompañado de un chelista de luengas barbas llamado Jacques Morelenbaum. No solo le acompañaba en las giras sino que también arregló algunos de los últimos éxitos del maestro. Cuando éste se fue, Morelenbaum siguió trabajando para y con los mejores músicos de ese imprescindible país, desde Caetano Veloso a Gal Costa, Marisa Monte o Gilberto Gil. Pero su influencia se extendió al otro lado del Atlántico portugués, arreglando composiciones de Madredeus, mariza o Dulce Pontes en muy diferentes ocasiones.
Una de aquellas bandas postreras de Jobim se llamaba Nova Banda, y la presentaba diciendo que estaba formada por cinco hermosas mujeres, cinco hombres atractivos y un viejo verde. Entre las mujeres atractivas estaba Paula, posteriormente apellidada Morelenbaum cuando se casó con Jacques.
La influencia de Jobim en los dos es giganteseca. Muestra de ello es que durante varios años depués de su muerte continuaron interpretando sus canciones a través de un proyecto familiar llamado Quarteto Jobim- Morelenbaum, del que formaban parte, además de ellos dos, dos de los nietos de Tom Jobim, Daniel y Paulo.
Allá por principios de esta década, Morelenbaum, su mujer Paula y su amigo Riuichy Sakamoto ( quien comenzó su carrera tocando en bandas de bossa) decidieron grabar su particular homenaje a alguien que tanto había influido en la carrera de los tres. En el estudio de grabación del propio Jobim y con su propio piano, construyeron Casa, uno de los discos más hermosos de esta década, que no figura en ninguna de las listas de lo mejor de la misma ( aunque el New York Times le incluyó en su selección de los mejores discos de 2002).
Por fin se ha publicado en España el último disco de los tres que ha publicado hasta la fecha Paula Morelenbaum en solitario, llamado Telecoteco. El disco ya salió en Brasil hace tiempo, pero por fin es “relativamente” sencillo encontrarlo ahora aquí. Paula canta en portugués, inglés y español, y repasa buena parte de sus influencias, desde las viejas canciones de Gershwin al tango, de la samba a la última moda en arreglos en aquel país, la introducción de DJs como músicos de acompañamiento, de los que la gran Ceu es una maestra consumada.
Por supuesto le acompaña Jacques, y también Sakamoto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s