Diez libros de 2011

¿Por qué será que  me  vienen a la memoria más libros de No ficción que novelas? ¿por qué se me ocurren tan pocos libros de poesía nuevos? ¿Será que no hay tantos buenos o que a mi me gustan menos?. Sea por lo que fuere, ahí va una lista de diez libros que me tuvieron fuera de la realidad durante una buena temporada.

How to live or al life of Montaigne. Sarah Bakewell

Aunque es aún mucho más recomendable leer los Ensayos de Montaigne esta biografía repasa las reflexiones y preocupaciones que al francés le hicieron tan grande

Les fleurs du Mal. Charles Baudelaire & Henri Matisse

Es una lástima que un libro tan precioso y en el fondo barato ( 22.90 euros) se haya convertido en un objeto de coleccionista que pude encontrar en la exposición de Matisse en la Alhambra este año. Para haber los comprado todos y regalar a los amigos.A la estremecedora poesía de Baudelaire se añade los dibujos de Matisse. Si no se encuentra siempre queda la posibilidad de encontrar alguna de las estupendas ediciones de las flores del mal. Los poemas son los mismos.

Libertad. Jonathan Franzen

Una novela en la que uno de los protagonistas es amigo de los Wilco o los White Stripes ya es suficiente señuelo. Pero Libertad es mucho más; es una apasionantes descripción de la vida del americano medio ( el que no es asesino a sueldo o psicópata desquiciado) a través de la historia de los últimos treinta años. De personas en las que convive el dolor y la ira a partes iguales. De gente que no es buena ni mala ni todo lo contrario. Pero que en ocasiones desprenden un profundo tufo a dolor.

The information.- James Gleick

Que yo sepa aún no hay traducción de este libro aparecido a mitad de año en el mercado anglosajón y que comienza con una oportuna cita de Zadie Smith. La historia de la información, y de por qué es tan importante en nuestra vida, a través del tiempo

Empire of the summer moon.- S.C. Gwynne.

Con traducción al castellano aunque a precios  excesivos, el libro sobre la historia de los Comanches, y en especial de Cynthia Ann Parker y su hijo Quanah es de las que dan miedo. Una acaba agradecido en no haber vivido en aquellos años y en aquellos sitios.

1Q84.- Haruki Murakami.

Si uno hiciera caso a las críticas, debería evitar este libro a toda costa.Para alguien que no es ni la mitad de interesante que el japonés es algo parecido a una pesadilla. Pero hay pesadillas que , contadas, no dejan de ser interesantes. Solo por conocer a Aomame, la fría asesina a sueldo de 1Q84 merece la pena leerlo. Sí, es cierto que es inverosímil; pero, ¿ a quien le importa?

El Holocausto español.- Paul Preston.

Repartiendo culpas a uno y otro lado ( pero a uno más que a otro como no podía ser de otra manera), Preston , uno de los mejores expertos en la historia contemporánea española disecciona como un entomólogo nuestra innata capacidad para destruir al vecino.

Just Kids.- Patti Smith

Para mi, sin duda, la mejor biografía que he leído este año. No siendo además una de mis cantantes preferidas. Un libro que a veces hace llorar, en el fondo una extraña historia de amor.

La vida y las opiniones del caballero Tristram Shandy.- Laurence Sterne

¿Como es possible que un libro como éste haya estado descatalogado durante años, sin que nadie hiciera nada por impedirlo? Como en su día me pasó con una novela tan rara como ¡Los tres mosqueteros¡ este país es capaz de publicar un número desmesurado de libros de botarates diversos e ignorar las obras maestras de la literatura. Alfaguara por fin, publica de nuevo la traducción ( magistral) de Javier Marías. Imprescindibel.

Ideas de orden.- Wallace Stevens

Como decíamos antes no es fácil encontrar traducciones de poetas que murieron hace tiempo, si además nunca fueron conocidos aquí. Por eso es de agradecer que publiquen este libro del inmenso Wallace Stevens. Solo por aquellos versos con los que acaba el lector, merece la pena comprarlo:

The sombre pages bore no print

Except the trace of burning stars

In the frosty heaven

(Las páginas oscuras no sufrieron huella

Excepto el trazo de estrellas ardientes

En el cielo helado)

(Viñeta de El Roto en El Pais)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en indios americanos, literatura, murakami, patti smith, poesia, Velvet Underground. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s