Stay, la historia de una canción


…Now we got country and western on the bus,
R & B, we got disco in 8-tracks and casettes in stereo
We’ve got rural scenes and magazines
And we’ve got truckers on CB
We got Richard Pryor on the video
We’ve got time to think of the ones we love
While the miles roll away
but the only time that seems too short is the time that we get to play
People you’ve got the power over what we do
You can sit there and wait
or you can pull us through.
Come along, sing this song
You know that you can’t go wrong
‘Cause when that mornin’ sun comes beating down
you’re gonna wake up in your town
But we’ll be scheduled to appear
a thousand miles away from here
People stay just a little bit longer
We want to play — just a little bit longer
Now the promoter don’t mind
And the union don’t mind
If we take a little time
One more song

Th Load Out/Stay.
Jackson Browne & Brian Garofalo & Maurice Williams

A raíz de un antiguo post sobre Dawes, escuderos del caballero Browne ( esta semana de gira por España), preguntaba Fernando sobre versiones de la famosa versión que hizo éste de Stay, el éxito de Williams y los Zodiacs. Y me ha venido a la cabeza recordar la forma en que se gestó el injerto de dicha canción en un tema propio de Jackson Browne: The Load out.
Cuando Francis Ford Coppola se encontraba grabando una de las películas más maravillosas y ruinosas de la historia del cine, Apocalypse Now, cuentan que invitó a acercarse por el rodaje a Jackson Browne. No quería que interpretara ningún papel; simplemente quería “hablar con alguien”. Browne se acercó por supuesto. A ese punto llegaban los excesos de aquella generación que también reflejó Peter Biskind en su magnífica Moteros tranquilos, toros salvajes.
Jackson Browne andaba en aquel momento de gira por Japón,, en la presentación de su obra maestra, The Pretender. Tardó 9 horas de viaje en llegar al refugio de Coppola, como si se tratara de una nueva versiónd de su Coronel Kurtz.
En la gira le acompañaba un bajista absolutamente desconocido hoy, pero que en los 70 se ganó una merecida fama de bajista solvente: Brian Garofalo. Éste venía de grabar el primer disco en solitario de Bernie Leadon, miembro clave de los Flyin’ Burrito Brothers y miembro despechado de Eagles, grupo al que acabó abandonando siguiendo su afición al country de raíces.
Un día en que andaban Garofalo y Browne relajados durante la gira asiática comenzaron a componer una canción claramente autobiográfica , que reflejaba los sentimientos de los músicos cuando se meten de lleno en un concierto y lo último que desean ( también ellos) es que acabe. No ocurre siempre , pero a veces ocurre. El resultado fue tal vez la canción más famosa de Jackson Browne, posiblemente la que casi todo el mundo reconoce aunque no sepa quien la compuso.
En una entrevista a Alberto Manzano, Browne contaba que en la grabación de Runinng on empty, el disco prácticamente en vivo en que se incluyó The load out, se incluyó también la toma de You love the Thunder en que el batería Russell Kunkel ( el tipo que le birló Carly Simon a James Taylor ) pierde uno de los palos y se escucha el redoble en falso. Y ya nunca puede imaginar esa canción sin aquel redoble en falso.
De la misma forma , ya compuesta The Load out, un buen día se cruzó por sus cabezas injertar Stay, el viejo éxito de de Maurice Williams y los Zodiacs al final de sucanción.. Y desde aquel día fue imposible imaginar The load out sin Stay. Como es imposible imaginarla sin esa voz impostada de David Lindley mientras toca algún tipo de artilugio de cuerda.
Tuve la suerte de ver a los dos en la Sala El Sol acompañado de mi amigo Bastos, a menos de cinco metros de los dos artistas, cuando aun vivía Enrique Urquijo ( también entre el público). También la tocaron allí, con una extraña interpretación de Lindley a la guitarra.
Ahí van dos versiones, una muy antigua a poco de publicarse el disco. la otra hace muy poco, donde Lindley sigue haciendo el chorra.. Cada una en su estilo, tienen su encanto. No se si es la que andabas buscando, amigo Fernando.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Americana. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Stay, la historia de una canción

  1. Viviana dijo:

    Este tema me recuerda a mi adolescencia en Argentina, los DJs la solían poner como última canción de la noche en boliches y fiestas en mi ciudad de provincia. “Please, please; stay just a little little longer” , y una bailaba lento, abrazadita al novio o amigo del momento… No se nos imaginaba pensar que la letra era acerca de la banda que quería tocar durante más tiempo… Para los que estábamos bailando, era acerca de nosotros; que queríamos seguir “apretando” al son de la música… Bailar, en aquellos años de dictadura era una de las pocas libertades que teníamos los adolescentes.

    • lacarave dijo:

      Si, es cierto Viviana. También en España en aquellos finales de los 70 fue una de las canciones fundamentales para “apretarse”. Curiosa diferencia en el símbolod e las canciones según que hablemos de sus autores o sus destinatarios. Para Browne siempre fue la canción de prolongación de la despedida, cuando nadie quiere acabar…algo parecido en el fondo a los fines de fiestas, de noche o de amor.

  2. Ana dijo:

    Es mi himno, preciosa mi lento para toda la vida. Ana. Nada como un rockero cantando una balada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s