Willie Nile, El ilustre artesano

Paul Scholes y Ryan Giggs son dos jugadores del Manchester United que nunca ganarán el Balón de Oro. Aunque desapareciera Messi de la faz de la tierra, abducido por un grupo de extraterrestres ansiosos de disfrutar de sus malabarismos en otra galaxia, por delante de los dos esforzados jugadores del United hay una larga lista de meritorios a la espera de ser reconocidos como mejor futbolista del mundo.
Pero a pesar de ello, con edades que desafían la lógica para un futbolista de élite ( cuarenta años), los dos siguen demostrando partido tras partido lo que significa ser un magnífico artesano, en este caso futbolístico. Cumplen todos los criterios de lo que significa la solvencia, algo no demasiado apreciado ahora, pero que permite generar la confianza necesaria para construir cualquier proyecto humano. Respetan todos los requisitos y obligaciones de su profesión, y siempre que salen a jugar nadie puede dudar de que harán todo lo que esté en su mano para que la cosa funcione.
El rock también está lleno de magníficos artesanos. No reciben el balón de oro del rock’n roll que queda siempre reservado para el ultimo trabajo del Boss, el último disco bienintencionado de Bono y compañía, o alguna excentricidad de Radiohead.
Pero sus trabajos son siempre dignos, llenos de sabiduría musical, de experiencia ganada a base de años de dar conciertos en cualquier andurrial, en muchas ocasiones actuando de teloneros de los más grandes. Gente como Elliot Murphy,Tom Petty, John Hiatt, John Mellencamp, Ry Cooder o Willie Nile.
El caso de éste ultimo es un caso especialmente interesante. Uno de esos casos curiosos (como Ron Sexmith) mucho más apreciados y admirados por los grandes músicos que por la afición en general. Lucinda Williams, Bob Dylan, The Who o Bruce Springsteen han mostrado en repetidas ocasiones su admiración por el de Buffalo.
De la misma edad que otros artistas mucho más conocidos ( James Taylor, Jackson Browne, la propia Lucinda) , su vida ha sido un continuo ir y venir en busca de un éxito que nunca llegaba. Nile es un erudito del rock, doctorado en su ciudad natal en Literatura inglesa y filosofía. Pero tras exprimir a Keats y Rimbaud, se trasladó a Nueva York a buscar fortuna musical. En aquellos inicios en el Greenwich neoyorquino cambiaba de noche como de camisa, como le contaba anteayer al Faro de Vigo. Merodeaba en los alrededores del punk de Nueva York (aquella legendaria época de Patti Smith, televisión y los Ramones), grababa su primer trabajo en el piano que tocó John Lennon el día antes de su muerte, y comenzaba a ganarse una buena reputación en el complicado mundo del rock americano.
Sin embargo estuvo apunto de abandonar la música en la oscura década de los ochenta, en la que malvivía en una oscura oficina. Tal vez por eso, ahora se siente un privilegiado, capaz de dedicarse a la música exclusivamente y tener su propia banda. A finales de los noventa publicó un disco excepcional , Beautiful wreck of the wall, que incluía una maravillosa canción: On the road to Calvary. En esta última década siguió haciendo trabajos muy espaciados pero absolutamente memorables: en especial The streets of New York, con aquella estremecedora a los muertos del 11 de septiembre ( Cell phone ringings…in the pocket of the dead), como su penúltimo disco The House of Thousand Guitar.
Acaba de terminar de grabar su próximo disco que saldrá en verano. Pero hasta entonces anda girando por España con parte de los Stormy Mondays ( Javier Otero). Mañana tocan en Cádiz, pasado en el Planta de Granada y el miércoles en Valencia. Empeñado en volar el techo de la sala
Dijo una vez Lucinda Williams que On the road to calvary era una de las más hermosas canciones que había escuchado en su vida. Nile la escribió a la memoria de un gran amigo, con el que pensaba grabar un disco. Aquel disco nunca se grabó. Su amigo no llegó a la cita. Era Jeff Buckley.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Americana, bruce springsteen. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s