El regreso de Bonnie

Last night I danced with a stranger
But she just reminded me you were the one.
You left me standin’ in the doorway cryin’
In the dark land of the sun.
I’ll eat when I’m hungry
Drink when I’m dry
And live my life on the square
And even if the flesh falls off of my face
I know someone will be there to care.
It always meaned so much, even the softest touch.
I see nothin’ to be gained by any explanation
There’s no words that need to be said
You left me standin’ in the doorway cryin’
Blues wrapped around my head.

Standing in the doorway. Bob Dylan.

 

Llevaba siete años sin publicar un disco, pero ha vuelto por la puerta grande. Bonnie Raitt es una de las mejores intérpretes americanas, aunque haya permanecido siempre en una discreta segunda fila. Aunque sus raíces fundamentales se encuentran en el blues, o mejor dicho en el blues rock, no hay apenas rama de las diferentes músicas hechas en Estados Unidos que no haya tocado en un momento u otro: rock, country, rhytmn’ blues, cajoun, folk, soul, hasta reggae ( ver la magnífica versión del clásico de Gerry Rafferty Right Down the Line que hace en este último disco) alimentan en mayor o menor medida sus 16 discos.

Para este último ,Slipstream, publicado este mes, la Raitt se ha apoyado en dos maestros: por un lado el talento escondido de Charlotte, Joe Henry. Por otro un orfebre de la guitarra americana ,capaz de enfrentarse a todo tipo de género y melod´çia. Bill Frisell. Por supuesto, no faltan en el disco demostraciones del uso de la guitarra en diferentes formas de presentación, del  slide que también domina al pedal steel. Y por supuesto su habitual gusto a la hora de interpretar baladas de derrota ( You can’t fail me now, take my love with you). No faltan tampoco las versiones del venerado abuelo Dylan ( Million Miles, y en especial una de sus grandes canciones,Standing in the doorway).

Raitt es de las artistas que pensé que había sepultado el tiempo. El otro día escuchaba en casa la edición en vinilo de un disco triple, No Nukes, organizado por MUSE ( Musician reunited for safe Energy) , y en la que participaron la mayor colección de talentos de la música americana de los 70: de Springsteen a Gil Scott-Heron pasando por Jackson Browne, Crosby, Stills & Nash, The Doobie Brothers, o James Taylor). Mucho ha llovido desde entonces en la vida de Bonnie: altos y bajos, número 1 y rescisiones de contrato, alcohol y drogas,…

Pero desde sus famosos discos de hace veinte años( aquel magnífico Nick of Time, o el no menos bueno Luck of the draw ) no hacía nada semejante. Nunca es tarde.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Americana. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s