Jirones de vida

 

En una escena de la película High Fidelity, basada en la novela del mismo título de Nick Hornby , un desolado John Cussack recibe la visita del tarado de Jack Black. El primero anda perdido entre un millar de discos de vinilo distribuidos por la habitación, y el segundo comprueba de un solo vistazo que el criterio de clasificación de los discos no responde a ningún patrón reconocible: ni orden cronológico, ni alfabético, ni siquiera por antecedentes sentimentales….Es un signo de extrema gravedad cuando un amigo experto no identifica el criterio.
El progresivo abandono de los formatos en vinilo al que obliga la vida moderna me ha permitido convertirme en una especie de guardamuebles musical, de celoso cuidador de pequeñas joyas que algunos amigos han ido dejándome en depósito, con el compromiso siempre presente de devolución en el caso de que cambien las tornas, entren en razón, y vuelvan a comprarse un plato.
Ayer un buen amigo me entregó en usufructo su colección de discos en vinilo. Si uno mira con atención descubre en ella un cuidadoso proceso de selección, que atraviesa los estilos ( del jazz a la bossa, del rock al folk) y las décadas: tesoros de los 60, los 70, los 80…Y en este caso concreto la colección no es un conjunto más o menos disperso de antiguallas, de discos comprados casi de forma aleatoria. Más bien al contrario, parece responder a un plan cuidadoso de elegir y abarcar.
Uno imagina los girones de vida que arrancó el desprenderse de esos discos, los recuerdos que arrastra tal o cual ejemplar, con quien lo compró, quien se lo regaló, que ocurría entonces en su vida…
Si uno disfruta con la música, y con los soportes que la custodian, sabe perfectamente que cada disco, cada canción incluso, es en el fondo un trozo de vida guardada en una estantería, hasta que el azar quiera volver a recuperarlas del pasado para hacerlas presente.
Desprenderse de ellas, aunque se sepa que acabarán en buenas manos, en cierta forma es morir un poco.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s