30 años sin Jam


En estos día se lanza en Inglaterra una versión de lujo del último disco que grabaron The Jam, hace ahora treinta años. The gift fue el canto del cisne de uno de los grupos que forman la santísima trinidad de la música británica de los años 80, junto a The Clash y The Smiths. Aquel disco significó el fin del sueño mod, de gabardinas, corbatas y scooters. Con tal motivo Mojo ( tal ves la mejor revista musical en este momento) dedica un amplio reportaje al grupo, y incluye un CD con 15 canciones que constituyen un bonito compendio de lo que fue el “modismo jam”, si vale la expresión.
Los antecedentes de éste se remontan al blues y soul de los años 50 y 60 ( ahí está desde el estilista boxeador Kid Chocolate, más tarde conocido como Lee Dorsey) hasta el hoy olvidado Laurel Aitken o el más famoso de los hermanos Neville, Aaron, el inolvidable cantante de Tell me like it is), pero sin olvidar la génesis de lo que después fueron las grandes estrellas del rock británico ( los Yardbirds con nada menos que Eric Calpton, Jimmy Page y Jeff Beck saliendo del colegio) . Pero la cuidadosa selección incluye compañeros de generación y batallas ( como Wilco Johnson de Dr. Fleetwood o The Beat), además de algunos de los trabajos en solitario de dos de los Jam, Bruce Foxton y por supuesto Paul Weller. La selección lleva por título Move on up, una de las más grandes canciones de la historia del soul, obra de Curtis Mayfield, influencia permanente en la carrera de Weller.

Leyendo el reportaje de Mojo uno acaba de entender como aquel grupo pudo disolverse en la creta de la ola, cuando sus discos llevaban asociados la garantía del éxito. Y la historia recuerda mucho a la de esos matrimonios aparentemente perfectos, que llevan muchos años juntos ( 10 años llevaban los Jam, desde que Weller tenía 14) , pero en la que una de las partes se asfixia. Algo así le pasaba a Weller, cansado de la presión de tener que sacar cada año un disco aún mejor que el anterior ( algo así le debió pasar a Adriá con el Bulli, salvando las distancias), pero sobre todo deseoso de emprender caminos nuevos, salirse de lo previsible y (sobre todo ) divertirse.
Al triste último año del grupo, crónica de una muerte inminente, sucedió para Weller algo así como un Erasmus musical cuando aún éstos no existían. En compañía de un compañero de fechorías, Mick Talbott, con muy similares gustos musicales ( soul, blues y gotas de jazz clásico) recorrieron Europa grabando las primeras canciones de uno de los grupos más dandys del panorama británico. The Style Council. Y así, entre croissant y croissant , Talbot y Weller fueron alternando grabaciones, improvisaciones y, en especial, compras en las más elegantes tiendas de Suiza y Francia. Aquel amor de verano duró lo que tuvo que durar y dejó unos cuantos hijos preciosos ( en especial Introducing The Style Council y Café Blue).
Mientras tanto , Bruce Foxton y Rick Buckler lamentaban su triste suerte. Haber sido parte de un grupo bestial que en cuestión de unos días se había convertido en humo. Foxton y Weller acabaron haciendo las paces: el primero ya tocó en el Wake up the nation de Weller, y éste le devolvió el favor participando en varios cortes de su primer disco en casi treinta años ( Back in the room). Pero Buckler sigue sin entender que ocurrió. En aquellos años una salvaje crisi económica asediaba el Reino Unido, alimentada por las medidas brutalmente liberales de Margaret Thatcher. Temas como The Great Depression o Trans Global Express eran la respuesta feroz del grupo a aquella agresión. Treinta años después siguen estando de plena actualidad. Merece la pena recordarlas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en british pop. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s