Ron Sexsmith: Brindar por la tristeza

sexsmith

Nowhere
I’ve been there
Now i know where nowhere is
Nowhere
I’ve been there
Now i know where nowhere is

I lived alone i made my bed
Had to show everything i owned
To room of regrets
I hit the town they hit it too
Find More lyrics at http://www.sweetslyrics.com
Worried not for this child/joy i found
Life would not be new
Nowhere is. Ron Sexsmith, 2013

El sábado actuó en Barcelona y el domingo en Madrid. Para hacerse una idea de lo que pudo ser basta leer la crítica de Fernando Neira en El país, “la tristeza es bella”, un prodigio de sensibilidad.
Ron Sexsmith está de gira por Europa presentando su disco número 13, Forever Endavour. Con el anterior ( Long Player late Bloomer) tuvo más de un problema, no tanto por su problemas de laringe, sino fundamentalmente porque ninguna discográfica se atrevía a publicarlo. Al final salió y su trabajo, más optimista que de costumbre, se vendió mejor de lo previsto.
Forever endavour es uno de los mejores disco de una trayectoria impecable; porque no hay un disco discreto en su carrera . Algo que no es fácil cuando se optó , como hizo el canadiense, por profundizar en el lado melancólico de la realidad, un personal e irrepetible viaje entre el soul, el folk y ciertas gotas de jazz
En la primera escucha es un disco que parece sencillo; apenas los arreglos de cuerda complementan la desnudez de su acústica y su voz casi susurrante. Pero conforme lo escuchas, una y otra vez, compruebas la dificultad que supone componer este tipo de canciones, tan similares aparentemente, pero tan diferentes cuando se las escruta. Quizá por eso Sexsmith nunca ha sido un cantante de éxito: en Madrid tocó en el Sol una sala en la que apenas caben cuatro gatos. Se le considera un autor de autores, dotados de suficente sensibilidad sobre las dificultades de la composición como para desear colaborar de cualquier forma con él. Su listado de admiradores es impresionante: McCartney, Stewart, Costello, Cohen, Martin…
No parece que su vuelo, por debajo de la señal del radar, le preocupe especialmente. El sigue componiendo sus canciones en cualquier parte, ya sea llevando la ropa a la lavandería a tomando una copa de vino. Al fin y al cabo era Agatha Christie la que decía que se le ocurrían las mejores ideas lavando los platos. Idea en la que coincide nada menos que el Nobel de Economía Daniel Kahneman. En una reciente entrevista en The Guardian le preguntaban por el sentido de una canción como Me, Myself and Wine. Algunos creyeron que era una cierta mofa de la música country de cuando estuvo en Nashville. Pero nada más lejos de la realidad. Sencillamente habla de si mismo y de la alegría que supone escuchar música con un buen vaso de vino. Tal vez un Malbec. Sea el que sea el que se tenga a mano, pocas cosas mejores para pasar la noche que abrir una botella y poner en el plato alguno de sus discos. Hay veces que la tristeza se merece un brindis

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Americana, ron sexsmith. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s