Harvest Moon

harvest moon

Come a little bit closer
Hear what I have to say
Just like children sleepin’
We could dream this night away.

But there’s a full moon risin’
Let’s go dancin’ in the light
We know where the music’s playin’
Let’s go out and feel the night.

Because I’m still in love with you
I want to see you dance again
Because I’m still in love with you
On this harvest moon.

When we were strangers
I watched you from afar
When we were lovers
I loved you with all my heart.

But now it’s gettin’ late
And the moon is climbin’ high
I want to celebrate
See it shinin’ in your eye.

Harvest Moon. Neil Young

 La última luna del verano trae consigo el momento de la cosecha: puede ser vendimia, recogida de manzanas, búsqueda de moras entre las zarzas de los senderos. Significa el final de los días largos, del tiempo relajado y perezoso, de las noches calurosas del estío.

Un gran amigo me avisa hoy de su llegada mientras regresa a casa en bicicleta. Cada uno escucha su copia de aquel disco maravilloso que celebra la Luna llena que anuncia ya el otoño. Harvest Moon fue el disco vigésimo de la carrera de Neil Young. La coincidencia en el título con otro disco legendario del canadiense, Harvest, no fue casual. Buena parte de los músicos de estudio que hicieron posible el primero estuvieron también en el segundo. Además de los Stray Gators ( Tim Drummond, Ben Keith y sobre todo Spooner Oldman ) consiguió reclutar a los dos amigos que convirtieron los coros de aquel Heart of Gold de Harvest en un clásico: Linda Ronstadt y James Taylor, además de su pupila Nicolette Larson, quien por desgracia moriría unos años después. Lo grabó en Nashville, y su carácter de clásico lo demuestra el hecho de que las versiones de sus canciones se cuentan por decenas: desde Cassandra Wilson ( gran admiradora de Young) a Elliot Smith, de Pearl Jam a la gente de Death Cub for Cutie.

Unknown legend, From Hank ( Williams) to Hendrix ( Jimmy), War of man o You and me recogen lo mejor de una cosecha excepcional. Entre ellas One of this day supone la enésima versión de una melodía que Young lleva repitiendo desde principios de los 70. Su buen amigo Ben Keith, quien por desgracia se fue en 2010, fue parte fundamental de aquel trabajo.

Graham Nash , otro buen amigo, recibió hace unos días una llamada de Young. Como él dice, cuando llama no es para marear. Con un poco de suerte tendremos  gira, disco o las dos cosas de Crosby, Stills; Nash & Young en 2014. Hasta entonces  queda disfrutar de la luna de la cosecha

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Americana, neil young. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s