Mi disco del año

crimson adn red

“Una parte de mí se arrepiente de no hacer conciertos. Pero son demasiado ruidosos para mi oído. Me siento agradecido de que, al menos, todavía pueda hacer discos”.

En un mundo en el que hasta los más decrépitos carcamales se estiran el pellejo y de ponen labios, pómulos, o pechos, no deja de ser sorprendente encontrar a un tipo que aspira permanentemente a aparentar ser mucho más viejo de lo que es realmente. Tiene 56 años. Y ya medio ciego y casi completamente sordo, decide volver a poner en circulación el legendario nombre que creó hace treinta años: Prefab Sprout.

Sin embargo no ha congregado a los miembros iniciales ( su hermano Martin, Wendy Smith la de la hermosa voz, Neil Conti e incluso Thomas Dolby) , sino que se ha limitado a darles las gracias por el pasado compartido. Quizá pensando que más vale solo que mal acompañado, tras más de una década sin material nuevo en circulación ( el último Let’s chance the music era material que escribió hace dos décadas), el anciano prematuro se ha dedicado a grabar todos y cada uno de los instrumentos, de la guitarra a los teclados, sobre los que coloca una voz irrepetible para cualquiera que ame el pop. Habrán adivinado que hablamos de Paddy McAloon, uno de los mayores genios que ha producido Inglaterra desde los Beatles. Engarza diez joyas en escarlata y rojo, donde se alternan algunas de las mejores canciones que haya grabado nunca: The best jewell thief in the World, sobre imágenes de Atrapa a un ladrón de Hitchcock, la impresionante Adolescence con sus referencias a Montescos y Capuletos, la preciosa Billy, Devil came me a calling ( en la que narra la vuelta del Diablo dispuesto a cobrarse su deuda), o The songs of Danny Galway , dedicada a uno de sus compositores favoritos , el gran Jimmy Webb.

Tantos años de silencio, únicamente interrumpidas por ediciones de materiales que deberían haberse editado en su momento, hacían temer que el genio había quedado atrapado en su botella. No sabemos si será su última aparición (por desgracia su estado sensorial está seriamente mermado), pero ésta al menos vale por veinte años de sequía. El Rey Carmesí ha vuelto

( Próximamente,  el resto de la lista del año)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en british pop. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mi disco del año

  1. Miguel Solís dijo:

    grandísimo Paddy
    Prefab Sprout’s Paddy McAloon delights the crowds in Newcastle City Centre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s