“Marinando” a Joni Mitchell

Joni_Mitchell_-_gallery_image_-_lg.6479023

“La poesía musical de Joni está en los alrededores de la luz, el amor, la pérdida. Tierney consigue todo eso a cada paso, puesto que tiene las habilidades , la pasión y la experiencia vital necesaria para cantar a Joni de forma convincente y conmovedora. Tiene la habilidad técnica para cambiar acordes que cualquier otra vocalista envidiaría. Tiene swing.”
Peter Erskine.

Es de las pocas compositoras contemporáneas capaces de haber convertido sus canciones en un canon. Alguien como Leonard Cohen o Bob Dylan, personas a quien sus iguales reconocen el talento de haber escrito un cancionero a la altura de los clásicos: de Cole Porter a George Gershwin. Se llama Joni Mitchell.
En 2007 fue Herbie Hancock el que produjo e interpretó uno de los discos más hermosos de aquel año, llamado River: the Joni letters, dedicado a reinterpretar las canciones de la Mitchell. El año pasado ha sido Tierney Sutton la que hizo lo propio con otro disco magnífico, After Blue. Dos resultados tan espléndidos, no se sabe si debido al talento de los artistas o al genio de la compositora.
Conforme pasan los años las canciones de Mitchell adquieren su verdadera medida, como los buenos vinos o las obras de arte. Es muy difícil superar el listón que establecen obras maestras como Blue (incluida en el disco homónimo, sin duda uno de los mejores de la historia de la música), , Big Yellow taxi, la sensibilidad de Courts and Sparks , the dry cleaner from des Moines ( incluida en Mingus , la mejor reinterpretación de la música de éste), el himno generacional de Woodstcock o la incomparable Both sides now ( la cara y la cruz que conlleva el amor). Sutton reconoce que éste es el disco vocal que más ha escuchado, solo acompañado por clásicos como el Lady in Satin de Lady Day o el Wee Small Hours de Sinatra.

Curiosamente a pesar de ser alguien que, por edad, debía conocer bien el trabajo de Mitchell , la aproximación de Sutton al repertorio se produjo recientemente. En el año 2000. Pero a diferencia con cualquier otro tema o canción , Tierney reconoce que las canciones de Joni no pueden ser interpretadas de cualquier manera. Precisan un cierto reposo, apropiación. Algo que define como “ marinar” a Joni Mitchell. Dentro de ese periodo de inmersión optó por sustituir a su banda habitual ( The Tierney Sutton band) por músicos muy reputados pero con mucha más cercanía al pop y a la música americana en la que se enmarca el trabajo de Mitchell. Peter Erskine a la batería, Larry Goldings ( habitual de James Taylor antiguo amor e íntimo amigo de Joni) al piano, Hubert Laws a la trompeta o el casi desaparecido Al Jarreau que interpreta a duo Be cool , una canción de Mitchell que Sutton quería interpretar a la manera de aquel.
La anterior experiencia de Sutton de homenaje a un autor data de hace más de diez años cuando dedicó Blue in green a Bill Evans. La estima que tiene por Mitchell no es menor que la que siempre tuvo por aquel pianista genial.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Americana, jazz, joni mitchell. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s