El pianista psicólogo

tord
Un buen amigo me recomendó encarecidamente que no me perdiera el concierto de Tord Gustavsen con su cuarteto en el festival de Jazz en la costa de este año. Actuaba además un sensacional cantante con él: Simin Tander. Por desgracia no llegaba a tiempo de poder asistir a un concierto que , tristemenente, fue de los menos concurridos de la semana.
Posiblemente Gustavsen sea poco conocido por aquí. Forma parte de lo que mi amigo llama Nordic Noodler, la forma de referirse al tipo de música que practica Gustavsen. Una forma de interpretar donde, sea solo o acompañado, en trío o cuarteto, el silencio es ( como diría Miles) una nota más. La excelente calidad acústica del Majuelo me hace pensar que pudo disfrutarse adecuadamente ese juego sutil de pausas y susurros que caracterizan su virtuosa forma de tocar.
Gustavsen no es solo un gran pianista. Estudió psicología y musicología antes de dedicarse definitivamente al jazz. No fueron estudios circunstanciales. Sigue interesado en la psicología llegando a publicar su tesis sobre las paradojas de la improvisación
Durante años publicó en forma de trío en la legendaria ECM , en el que la sombra de Jan Garbarek o Keith Jarrett podía aparecer en alguna de sus composiciones ( especialmente recomendable su Being there con aquella preciosidad llamada At Home abriendo el disco).

En 2009 bajo el formato de Tord Gustavsen Ensemble publicó otra maravilla Restored, Returned. Once magníficas composiciones para escuchar a oscuras, en este caso acompañado de la vocalista Kristin Asbjorsen ( muy recomendable su disco de espirituales, Wayfaring Stranger).
Desde 2012 ha publicado otros dos excelentes discos en forma de cuarteto donde la aportación del saxo tener de Tore Brunborg ( ya presente en el Ensemble) le da una mayor versatilidad aún a sus composiciones: el primero fue The well, y este año acaba de publicar Extended Circle , al que dedicó buena parte del concierto. Continua integrando influencias locales y globales ( en las que no están ausentes el pop y el folk) en su peculiar proceso de creación de atmósferas.

Dos discos imprescindibles ( ninguno de ellos se encuentra en Spotify). Si se encuentra alli sus colaboraciones con otra de sus colaboradores vocales , Siri Gjaere. Una buena manera de acercarse a alguien imprescindible
Para darse un atracón se puede dejar volar la imaginación escuchando esta larga improvisación de mas de una hora:Still, There & Suite

Anuncios
Esta entrada fue publicada en jazz. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s