Lo mejor de 2016:Quique González y sus botas nuevas de piel de canción

 

kk-gonzalez-2016

“Ojalá pudieras echar a correr/ en paisajes tan áridos/ con tus botas nuevas de piel de canción”

Ahora piensas rápido. Quique González,2016

La desolada portada con un solitario Peugeot de los 70 en medio de una fábrica ruinosa llena de musgo, o el omnipresente salpicadero de González (pero en este caso sin las “piernas ardiendo” de La Luna debajo del brazo) en la fotografía que uno encuentra según abre el álbum, te introducen, sin haber escuchado una sola nota ,en la melancolía del invierno en cualquier lugar del norte, signifique esto lo que signifique. Y una vez que la aguja recorre los surcos van apareciendo diez canciones que ganan con cada escucha, un preciso ensamblaje de melodías contenidamente pegadizas, y letras que dejan versos sueltos directos al corazón.

“ Se estrellan en la precaución, se incendian en la hierba, y tu no puedes verlo , mi amor sin dolor” ( Se estrechan en el corazón),; “hay un nido entre las piernas y escarcha en el surtidor” ( sangre en el marcador); “Trabajo en el Shadow, ahuyento a los gallos, escucho a los Kinks” ( Charo). Imágenes que quedan flotando detrás de cada escucha, bocetos de historias que apenas se apuntan, sombras desvanecidas en la niebla ( “Ladra Kima en el porche, y es un música por encima de la música”, Cerdeña).

El ritmo de Ahora piensas rápido con los violines y el banjo de Edu Ortega te desplaza a alguna de esas fiestas en que John Wayne bebía ponche con Maureen O’Hara.

Orquídeas, con esa melodía que se pega a la piel como un perfume caro, cortado a ras ( “Orquídeas en el tráfico y la piel de tu maleta herida”) , la percusión del piano en Relámpago ( “yo creía que toda mi vida es una recta final”), con los coros repitiendo Insistes una y otra vez, o el casi Honey tonk de vidas de taller de “No es lo que habíamos hablado” , van limando cualquier resistencia para entrar a saco con la canción más expuesta probablemente de su repertorio, aquella en que flota el olor ausente de la madre:

“Papa, la casa huele a mama
necesita una mano de pintura
necesito un as y una herradura
para vivir como me dé la gana

Batiendo mis propias marcas
perdiendo en una apuesta segura
necesito un frac y una armadura
para seguir esquivando las balas

Papa, la casa huele a mama
y la vida siempre pasa la factura
necesito luz, infraestructura
para pensar en pasado mañana”

Quique González no solo publicó uno de sus mejores discos en 2016. Lo apoyó en una gira impecable, con un grupo “ Los detectives” que entiende como pocos lo que esconden las canciones de este tipo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en canciones, comciertos, gonzalez, Lo mejor del año, Pop español, quique gonzalez y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s