Lo mejor de 2016 (III). The Ghost of Highway 20.Lucinda Williams

lucinda

Con el Fantasma de la Autopista 20, Lucinda continua la senda de su anterior Down with the spirit meet the bone, dos discos secos y amargos como el desierto; de hecho parece que fueron grabados ambos prácticamente en la mismas sesiones.Pero en este profundiza aún más en la desnudez de las canciones, apenas su voz, una mínima percusión y las inevitables guitarras, en las que para este disco concreto ha vuelto a conseguir los servicios del gran Greg Leisz al pedal steel, y quizá el guitarrista actual más misterioso, polifacético y virtuoso ( dicho esto en el mejor sentido de la palabra): nada menos que Bill Frisell, hasta el punto que no sabemos si es un disco de Lucinda o un disco de Frisell con el acompañamiento vocal de Lucinda.
En cualquier caso ésta ha pasado completamente de modas, estilos y expectativas de éxito o ventas: if my love Could kill o if there’s a heaven nunca encontrarían hueco en una cadena que no fuera Radio 3, y necios habrá que consideren el disco aburrido o monótono.
The ghost of Highway 20 es una reflexión sobre la muerte y la pérdida, en este caso de su padre Miller, hasta el punto que todo lo demás se desvanece ( “there’s a sadness so deep the sun seems black”). Una autopista, la interestatal que une Georgia con Texas, que recorrió de la mano de su padre mil y una veces, en la que según parece conoció a Flannery O’Connor, y en la que van apareciendo y difuminándose recuerdos de su infancia en Louisiana ( Lousiana Story) y de cuando,ya con 62, no puede desprenderse del dolor de la muerte:
“I was called to read from the bible of life/ I read from beginning to end/every page and every line/still I Could not comprehend/Death came, death ca,e and gave you his kiss”
Solo por la versión que realiza del Factory , una de las mejores canciones de Springsteen , ya merece la pena el disco. O por la belleza de que esconde Place in my heart , casi la única canción de amor que encierra, junto a la tremenda “Can’t close the door on love”, una promesa de amor de la dulzura del cactus.

Lucinda, amarga ternura.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lo mejor del año, lucinda williams y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s