Lo mejor de 2016 (IV): Fever Dream.Ben Watt en estado de gracia

watt

“Green and amber, violet and blue/ My future and my past converge in you”

Between two fires. Ben Watt

Hedra fue una sorpresa deslumbrante, uno de los mejores discos del 2014 sin lugar a dudas, que permitió redescubrir el talento como compositor de un tipo que había demostrado ser un novelista interesante ( The patient), un experto en música electrónica y la parte oscura de Everything but the girl. Ben Watt.
Al igual que Lucinda que engarza dos discos brillantes casi sin respiro, Watt hace lo mismo con Fever Dream, en el que oscurece algo más el sonido gracias a las guitarras de Bernard Butler, pero mantiene la delicadeza en sus textos, y el manejo cada vez más sabio de su voz como medio de expresión de su poderosa sensibilidad.
Canciones sobre el paso del tiempo y la esperanza de poder aprovecharlo aún (“there’s still so much I want to do”, Winter’ Eve), la erosión de aquel en el amor (“ Sometimes love can last a Lifetime, other times it tires I can not blame you now it’s gone/ We were caught between two fires” ), su reflejo en los amigos (“A twelve-hour drunken heart-to-heart Is as good a place as anywhere to start Love is exactly how it is, it’s in the faces of my friends“), la tristeza que supone abandonar el lugar que creías te pertenecía ( Women’s Company) , las reflexiones sobre el cambio de la ciudad que fue tuya (Running with the frontrunners) o la infancia perdida (“It’s better to move on/Because the past is gone”, canta en Bricks and walls)

Dos caras distintas: en la primera la guitarra de Butler, el apoyo de MC Taylor ( de Hiss Golden Message) y la lejana influencia de David Gilmore están bien presentes; la segunda es un prodigio de orfebrería, con dos joyas del calibre de Never goes away (“Hope can fade/ But just when it seems lost/ It can be found again”) y sobre todo la maravillosa New year of Grace, un sigiloso himno lleno de sabiduría apoyado en la voz casi impercetible de Marissa Nadler.
“Years roll by, some fast and some go slow
Versions of us come and go
I see myself, I see a lived-in face
If one that’s in search of grace
A new year of grace
All this valley is my gaping heart
Thunder splits the sky apart
I think our love should live in this space
Precious momentary grace
A new year of grace
Oh, my love, it’s easy to forget
All of the love we have known
Oh, my love, now please do not forget
All of the years we have known
You tell me secrets that I never knew
And it pulls me close to you
Love hides itself in the weirdest place
Emerging with grace
A new year of grace”

Ben Watt. En estado de gracia

Anuncios
Esta entrada fue publicada en british pop, Lo mejor del año y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s