la eterna juventud de Mavis Staples

Hace poco más de una década estaba completamente olvidada por la industria a la que había hecho rica décadas atrás. Porque la señora Mavis Staples lleva más de 60 años sobre los escenarios. Atrás habían quedado los primeros éxitos en compañía de sus hermanas con su padre al frente; después la experiencia inolvidable de acompañar a Martin Luther King ( amigo especial de la familia) hasta que los de siempre quisieron acabar con aquel hombre y su sueño.
Más tarde sus escarceos con Dylan quien ( según cuenta ella hasta llegó a pedir su mano, e incluso se pregunta así misma que hubiera ocurrido de haber aceptado la oferta del tarado de Minnesota); eran años de gloria, cuando fichó por Stax y unió sus voces al acompañamiento de nada menos que Booker T y los MGs. Pero cambiaron los tiempos y llegaron años oscuros, décadas oscuras de las que salió por su propio pie, obstinada en producir aquel Have a Little faith que se produjo ella sola. Dos monstruos la ayudaron a salir del agujero: primero Ry Cooder y después, y de forma muy especial un Jeff Tweedy que la acabó casi acogiendo como abuela. El de Wilco le produjo dos discos soberbios con los que volvió a estar en órbita.
Hace tres años Doña Mavis decidió reunir para su cumpleaños a mucho de lo más granado de los mundos que ella más ha transitado: por supuesto el soul (Aaron Neville, Joan Osborne), el blues (, Taj Mahal, Bonnie Raitt, Greg Allman, Keb Mo), el country-rock ( Emmylou Harris, Michael McDonald de los Doobies, Ryan Bingham,) el folk ( Glenn Hansard), el rock más contemporáneo ( Arcade Fire) y por supuesto Tweedy para grabar un concierto de dos horas en que los amigos dan un buen repaso a un repertorio descomunal. A no pasar por alto las versiones de Allman de Have a Little faith ( ya poco antes de morir) y la de Glen Hansard, maravillosa variación del People get ready.Aunque todo el disco merece una escucha sin distracciones de niños ni cenas.
No contenta con la publicación este año del documental que podría haber explotado a conciencia, la señora cambia de tercio y recurre a los más pizpiretos de los nuevos talentos para hacerse un disco a su medida: en el que la nueva forma de componer e interpretar se entremezcla con una voz y una manera única de cantar. De nuevo la capacidad de composición y la voz especial de Valerie June aparece por aquí para regarle High Notes, toda una declaración de estado vital. Pero también nada menos que Bon Iver (Justin Vernon), ben Harper, Neko Case, Laura Veirs o el divino Nick Cave ( impresionante su versión del Jesus Lay down besides me) , todo bajo la sabia y cuidadosa producción de M Ward , la mitad más uno de She & Him.
Acaba recordando a ssu amado Dr. King con una emocionante versión de MLK Song sobre la guitarra elegante de M Ward.
¡Larga vida Señora Staples¡

Anuncios
Esta entrada fue publicada en soul, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s